Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía, Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

jueves, junio 30, 2011

Cronología de Joan Miró (1920-1929).

BIOGRAFÍA Y EXPOSICIONES
1920.
Joan Miró vive en Barcelona durante los meses de enero-febrero. Los miembros de la Agrupació Courbet, incluido Miró, se reúnen por última vez en febrero y en­tran hacia la primavera en la asociación ‘Les Arts i els artis­tes’, que reú­ne a la mayoría de los artistas noucentistas. Miró no parti­ci­pará en sus acti­vidades, pese a estar de acuerdo con la unión.
Realiza su primer viaje a París: planeado para fines de febrero, llega entonces o el 1 de marzo, y perma­nece hasta fines de junio. Se aloja en el Hôtel de Rouen, rue Notre-Dame-des-Victoires, 13, donde le acogen sus amigos artis­tas Artigas y Ri­cart (ha llegado el 20 de febrero) y los escrito­res Salvat-Papas­seit y Josep Pla. Torres García les visita más tarde, de paso hacia América. Miró visita, junto a Ricart, por primera vez a principios de marzo a Pi­casso, que le impacta es­pe­cial­men­te; en lo sucesi­vo los dos es­tarán unidos por una amistad y una admi­ra­ción re­cí­procas. Vuelve a visitarle en abril, junto a los hermanos Mompou. Probablemente conoce al poeta vanguardista español Pérez-Jorba, pues a su vuelta a Barcelona comunica a Dalmau su dirección, así como la del escritor católico Pierre Reverdy, a quien conoce este año o el siguente por mediación de Maurice Raynal. El 26 de abril visita Reims. El 26 de mayo asiste al famoso festi­val Dadá en la sala Gaveau, en el que participan Ribemont-Dessaignes (Le Célèbre illusioniste) y Tzara (La Deuxième Aventure de monsieur Aa l’Antipyrine); también acuden conocidos suyos de Barcelona, como Charchoune. Miró no pin­ta entonces, aunque sí dibu­ja en la acade­mia de la Gran­de Chau­mière, donde posible­mente conoce al gran pro­fe­sor y escultor Antoi­ne Bourdelle, en­cargado de las clases de dibujo y pintura de desnu­dos. Ade­más visita las ga­le­rías y los museos (con seguridad el Louv­re, el Lu­xem­bur­g y el Rodin), las exposiciones de Picasso y de otros cubistas, y en mayo la expo­sición an­tológica de Odi­lon Redon y otra con obras de Matisse y Rousseau. Con los hermanos Josep y Frederic Mompou visita las colecciones privadas de Durand Ruel y de Pellerin (que cuenta con numerosas obras de Cézanne).
Vuelve a Barcelona a mediados de junio. En el verano, de re­greso a Mont-roig, donde está desde finales de jun­io a mediados de octubre, excepto la primera semana de septiem­bre en Cam­brils, pinta bode­gones, como Bodegón del caballo de juguete, La mesa (Bodegón con conejo), El juego de car­tas­, in­flui­dos por el Art Nouveau y especialmente por el cubismo (el impacto de Picasso es indudable en estas obras), con un mi­nu­cioso deta­llismo y una pre­dilec­ción por los obje­tos y los ani­ma­les de Mon­t-roig. Co­mienza a esbozar los dibujos preparatorios de su pri­mera obra maestra, La ma­sía. En París había previsto pasar la temporada del otoño en Mallorca para pintar paisajes, pero no está confirmada esta estancia. En noviembre-diciembre pinta en Barcelona, en el taller de Josep Dalmau, en la calle Perot lo Lladre.
Salvat-Papasseit publica el folleto Contra los poetas con minúscula (subtitulado Primer manifiesto catalán futurista). Numerosos artistas catalanes se establecen durante temporadas en París, con ejemplos como Miró (parte de los inviernos hasta bien entrada la primavera), Artigas (gracias a una beca se quedará de modo permanente), Ràfols, Ricart, Togores...
Muere el artista Amedeo Modigliani en París el 24 de enero, pocas semanas antes de la llegada de Miró. Breton y Soupault publican el poema automático Les Champs magnétiques.
Se inicia una grave crisis económica en España, que dura hasta finales de 1923. Se padece una gran conflictividad político-social, con numerosos atentados en Barcelona, donde luchan san­grienta­mente la burgue­sía más conservadora apoyada en el Sindicato Libre a su servicio contra la CNT y sus organizaciones más radicales: solo en 1920 hubo casi 400 muertos en las ca­lles de Barce­lona y otros tantos en el resto de España. El Gobierno autoriza la transferencia de servicios de las diputaciones a la Mancomunidad catalana. Nace el Partido Comunista de España (PCE), una escisión del PSOE.
Hacia 1920 el mercado del arte europeo, sobre todo el francés, se recupera a pesa de la crisis económica, y luego se expande extraordina­riamente hasta 1929.
*<XIII Salon d’Automne>. París. Grand Palais (15 octubre-12 diciembre 1920). Sección especial de arte catalán. Obras de los pintores Benet, Cabanyes, Canals, Carles, Colom, Gimeno, Llavanera, Llimona, Lluís Mercadé, Mercader, Miró, Mompou, Pascual, Ricart, Sacs, Sunyer e Ynglada; los escultores Casanovas, Clarà, Claret y Dunyach. Dos pin­tu­ras de Miró, Autorretrato (en cat. Retrato del artista) y El pueblo de Montroig (en cat. Paisaje), que son sus pri­meras obras expuestas en París. Numerosos artistas franceses y extranjeros: Foujita (seis obras)…Cat.
*<Exposició d’Art francès d’Avantguarda>. Barcelona. Galerías Dalmau (26 octubre-15 noviembre 1920). Obras de las col. de Ronsenberg, Marseille, Bernheim y otras, seleccionadas por el escritor francés Fernand Fleuret: Jean Louis Boussingault, Georges Braque, Ed Cross, Kees van Dongen, Raoul Dufy, Friesz, Gleizes, Henri Hayden, Auguste Herbin, Irène Lagut, Marie Laurencin, Léger, Lhote, Lipchitz, Henri Manguin, Jean Marchand, Marquet, Matisse, Metzinger, Luc-Albert Moreau, Diego Rivera, Severini, Signac, Léopold Survage, Vallotton, Louis Valtat, Vlaminck... los españoles Blanchard, Gris, Ortiz de Zárate, Picasso, Ángel Zárraga... Dos catalanes: Miró, con tres pinturas (entre ellas, Bodegón del caballo de juguete, también llamada El caballo, la pipa y la flor roja), y Sunyer. Cat. Prefacio de Maurice Raynal. La mayor exposición durante los años 20 en Barcelona de la vanguardia francesa.           

1921.
Joan Miró reside en Barcelona en enero-febrero, pintando varias obras. Parte a Francia hacia el 8-10 de febrero. El 11 de febrero visita con Espinal el Musée Ingres, en Mon­tauban (Francia) y a mediados de febrero llega a Pa­rís y se alo­ja en el ho­tel Inno­va, bou­le­vard Pas­teur, 23. En mayo se traslada al hotel Namur, rue Delambre, 39. Gracias en parte a una mediación de Artigas, el escultor Gargallo le cede el 22 de febrero, para este in­vierno y los siguien­tes, su ta­ller situado en el 45 de la rue Blomet, en el cé­lebre Montparnasse de la ori­lla izquierda del Sena. Mantiene amistad con Max Jacob (a quien probablemente conocía desde 1917) y trata gracias a él a escritores vanguardistas, ­como el dadaísta Tristan Tza­ra, mientras profundiza su relación con Mau­rice Ray­nal, con quien se reúne el 21 de febrero para preparar su exposición parisina y que, a su vez, le presenta este año (o tal vez ya el anterior) al escritor católico Pierre Reverdy. Picasso visita a Miró el 22 de febrero en el Innova y le ofrece mediar para que le visiten unos marchantes y, de resultas pronto ­­­le visi­tan ­Paul Rosenberg (el 26), y Daniel-Henry Kahnweiler (en fecha desconocida). Rompe casi del todo, hacia marzo, su rela­ción de amistad con Ricart, al que volverá a ver sólo espo­rádi­camente en el futuro; su enfrentamiento probablemente se debe a que Ri­cart defiende un estilo siempre fiel a la figura­ción noucen­tista, y a que mantiene una posición católica integrista mien­tras que Miró evoluciona en París a posiciones más moderadas.
El 29 de abril se presenta la primera exposición indivi­dual de Miró en París, en la Galerie La Licorne, en la rue La Boétie, orga­nizada a distanciai por Dalmau y con un prefacio escrito por Maurice Raynal. Pese a las buenas críticas, sufre un fracaso total de ventas. Las obras, propiedad de Dalmau, más tarde pasa­rán por insol­ven­cia de este a Girar­din, director de la galería, y luego las com­prará Pierre Loeb.
Miró posiblemente visita la mayor exposición dadaísta, el *<Salon Dada, Exposition Internationale>, en la Galerie Montaigne (6-30 junio) con 81 obras de Arp, Aragon, Eluard, Péret, Man Ray, Tzara... Miró vuel­ve cansado y frus­trado a Bar­ce­lo­na hacia el 12-13 de junio.
Pasa el verano y casi todo el resto del año en Mont-roig (27 junio-diciembre), donde pinta Bai­larina española, Retrato de una bai­larina española, Desnudo de pie, Bodegón del guante y el periódico, y empie­za a pintar La ma­sía, que ter­mi­nará en 1922 en la rue Blomet de París.
La galería parisina Bernheim-Jeune expone a Dufy y Van Dongen. Alcanza su cenit en Madrid el ultraísmo, movimiento poético que favorecerá a Miró en sus escritos.
Prosigue la violencia social en Cataluña. Eduardo Dato, presidente del Gobierno, es asesinado (su hija Isabel promocionará años después a Miró en París). Se produce desde el 21 de julio el grave Desastre de Annual, en el que es aniquilado el ejército español en Marruecos.
<Exposition de peintures et dessins de Joan Miró>. París. Galerie La Licorne (29 abril-14 mayo 1921). 29 pin­tu­ras, 15 dibujos. Organizada por Josep Dalmau. Cat. Prefacio de Mauri­ce Raynal con 3 pp. 12 pp. 4 ilus.
*<Exposició de pintures i dibuixos de diversos artistes>. Barcelona. Galerías Dalmau (23 junio-julio 1921). Una obra de Miró (Coloraciones Nú). Obras de Francesc Gimeno, Ràfols, Ricart, Sunyer... Cat.

1922.
Joan Miró en enero-marzo reside y pinta en Barcelona, trabajando en La masía. Vuelve a París a finales de marzo o principios de abril, hasta finales de junio. Reside en el hotel de la Haute Loire, 203 del boulevard Ras­pail, y trabaja en el taller del 45 de la rue Blomet, estrechando por fin su amistad con André Masson, un pintor promovido por Kahnweiler, al que Masson trata de acercar nuevamente, pero sin éxito, a Miró. Es probablemente entonces que contempla en el taller de Masson un álbum de reproducciones en color de Klee, su primer contacto con este maestro.
En el taller de Masson y en los cercanos locales de ocio se está formando (un proceso que se alarga entre 1922 y 1924, con fechas distintas para a integración de sus miembros) el lla­mado grupo de la rue Blomet, sin una disciplina unitaria, en el que se reúnen escri­tores jóve­nes, muchos de los cuales se convertirán en importantes amigos de Mas­son y Miró: Antonin Ar­taud, Georges Bataille, Jean Dubuffet, Robert Des­nos, Marcel Jouhandeau, Michel Lei­ris, Geor­ges Lim­bour, Armand Sa­la­crou, Roland Tual (su amistad con Miró es segura desde este año), a los que se su­marán los miembros del gru­po de la rue du Château, formado por Mar­cel Duha­mel, los hermanos Jac­ques y Pierre Pré­vert, Raymond Que­neau, Yves Tanguy. Miró conoce las obras de Arp con biomorfismos, probablemente gracias a Masson y sus compañeros.
Termina hacia mayo La ma­sía, que deposita el 1 de junio en la galería de Léonce Rosenberg, que por una petición de Picasso actúa durante unos meses como su marchante de facto, pero sin entusiasmo. Esta obra culmina y sintetiza todo el primer periodo de Miró, con su mundo rural, el color, el miniaturismo realista, el cubismo, etc. A partir de entonces y notablemente en el invierno comienza su evolución desde una influencia predominantemente purocubista hacia el presurrealismo.
Reside desde principios de julio a finales de año en Mont-roig. Comienza a pintar en Mont-roig una serie de obras, las últimas del estilo detallista, entre las que destaca Interior (La granjera o La masove­ra) (1922-1923).
El 12 de octu­bre se casan en Barcelona su hermana Dolors y el terrateniente gerundense Jau­me Ga­lobart Sanmartí; Pilar Juncosa visita Barcelo­na y Joan Miró se siente atraído por ella, pero su relación no sigue ade­lante pues en esta época ella tiene un novio en Mallorca. Es posible que Miró visite en las galerías Dalmau la exposición <Francis Picabia> (18 noviembre-8 diciembre 1922) y que asista en el Ateneo barcelonés a la conferencia del 17 de noviembre de Breton, que había venido con Picabia para presentar la muestra.
Se produce una ruptura entre Breton y Tzara, lo que acerca el punto final del movimiento Dadá en París, mientras Bre­ton y su grupo más próximo se orientan hacia el surrealismo. El médico alemán Hans Prinzhorn publica sus estudios sobre La creación plástica de los enfermos mentales, que influyen en Klee, Kandinsky, los dadaístas y los surrealistas.
La violencia social continúa en Barcelona. Se escinde de la Lliga Regionalista, en decadencia desde 1919, la Unió Catalana, situada más a la izquierda. El gobernador civil Martínez Anido es relevado el 24 de octubre, pero continúan los asesinatos políticos en la ciudad.
Mus­solini toma el poder como primer ministro en Italia el 30 de octubre; Stalin asciende al mando en la URSS.
*<XV Salon d’Automne>. París. Grand Palais (1 noviembre-17 diciembre 1922). Obras de Miró, Foujita (tres)… Cat. Miró expo­ne por primera vez La ma­sía, gra­cias a Léonce Ro­senberg.

1923.
Joan Miró reside en enero-febrero en Barcelona, retenido por una enfermedad de su madre. En París, donde está en marzo-junio, vive en el hotel de la Haute-Loire hasta que alqui­la un apartamento amueblado en la rue Bertho­llet, 10; al mismo tiempo trabaja desde marzo en el taller de la rue Blomet, 45, salvo unos meses (¿abril-junio?) en los que probablemente ocupa el taller de Jean Dubuffet en la Rue Gay-Lussac, hasta que puede alquilar de nue­vo el taller de la rue Blo­met, donde continúa su relación con el grupo de Masson, cada vez más amplio, y conoce probablemente en este año a los escritores Ernest He­ming­way, Evan Ship­man, Henry Mi­ller y Ben­jamin Pé­ret (que entra este año en el grupo de la rue Blomet). Tal vez desde este año practica el boxeo en un gimnasio con el pintor español Manuel Ángeles Ortiz, que ha llegado a París en octubre del año anterior.
Miró lee a Sade, Lau­tréa­mont, Rim­baud, Mallarmé, Jarry, Nietzsche, Apo­lli­naire, Saint-Pol-Roux. Asiste a sendas lecturas públicas de dos obras de Jarry: Le Sur-mâle y Ubu roi. Participa en las sesiones de sueños hipnóticos de Robert Desnos.
Termina ­Interior (La granjera) (o La masovera), una alegoría del campo y de la tierra, y seis bodegones (La espiga de trigo, La lámpara de carburo, Parrilla y lámpara de carburo, Flores y mariposa...)­­, que consigna a Leónce Rosen­berg. El 21 de junio visita Nemours Seine-et-Marne con Michel Leiris y el matrimonio An­dré y Odet­te Mas­son.
Pasa el verano (julio-finales de diciembre) en Mont-roig, don­de comienza a pintar Tierra lab­ra­da, Pai­saje cata­lán (El cazador) y Pas­torale, que denotan un ra­di­cal cam­bio de esti­lo, metaforseando la realidad con un sis­tema de sig­nos.
Pasa el invierno en Barce­lona, hasta mar­zo de 1924 y se rela­ciona con el Grupo de Sabadell: Joan Prat (con el seudónimo Armand Obiols), Francesc Tra­bal y Joan Oliver (muy conocido por su seudónimo poético de Pere Quart), que impul­san la cultura de van­guar­dia.
Mueren el pintor Joaquín Sorolla (10 de agosto) y el ingeniero Gustave Eiffel (27 de diciembre). Se venden en subasta cientos de cuadros de vanguardistas (Braque, Derain, Gris, Léger, Picasso, Vlaminck...), en la cuarta y última parte (las anteriores se vendieron en 1921 y 1922) del embargo Kahnweiler, en el Hôtel Drouot (7-8 de mayo), cuando Miró ya está en París. El fin de esta masiva venta que ha hundido imprevistamente los precios aliviará la crisis del mercado de arte moderno en los años siguientes. Primera exposición de Mondrian en París, en la Galerie Rosenberg. El dadaísmo fenece el 6 de julio, con el postrer enfrentamiento de Breton y Tzara en la frustrada representación de la obra de éste La Soirée du coeur à barbe en el Théâtre Michel, organizada por Iliazd.
En Barcelona es asesinado el dirigente cenetista moderado Salvador Se­guí, y el partido Acció Catalana vence en las elecciones locales a la Lliga Regionalista. El general Primo de Ri­vera ejecuta el 13 de septiem­bre un incruento golpe de Estado en España: co­mienza la Dictadura (1923-1930), que suspende la Constitución y los parti­dos po­lí­ticos e interviene en las instituciones catala­nas; el idioma ca­talán es prohibido en la enseñanza pública y la admi­nistración.
*<Exposition>. París. Caméleon Club (9 abril 1923). Miró muestra sólo La masía. Coincide con una conferencia del poeta belga A. Schneeberger sobre L’évolu­tion de la poésie catalane.
*<Exposition de peintures et dessins de Francesc Domingo et Joan Miró>. París. Caméleon Club (16-31 mayo 1923). Nuevamente se expone La masía.
*<XVI Salon d’Automne>. París. Grand Palais (noviembre-diciem­bre 1923). Obras de Miró, Foujita (una)… Cat.

1924.
Joan Miró en enero-febrero alterna Barcelona con Mont-roig. De marzo a junio reside en París, donde vive y trabaja en la rue Blomet, 45, cuyo grupo de poetas y artistas se amplía, aunque su centro lo componen Masson, Jacob, Leiris, Limbour, Péret, Salacrou y Tual; el 5 de mayo Miró asis­te con ellos y Robert Desnos al estreno de la primera performance­ de Raymond Rous­sel, titulada L’É­toile au front, y a la mani­fes­ta­ción que esta pro­voca; el 14 de junio acude a la representa­ción del ballet Mercure en el Théâtre de la Cigale, con música de Satie (que morirá el 1 de julio del año siguiente), coreografía de Massine y decorados y telón de Picasso.
Asimismo par­tici­pa en los experimentos de los poetas del grupo de la rue Blomet. Lee a Rim­baud, Lau­tréa­mont, Jarry, Apo­lli­naire, y probablemente por primera vez las obras de Breton, pese a que no se conocen aún. El in­flujo de la poe­sía vanguardista le lleva a profundizar su cam­bio de estilo y acaba las obras iniciadas el año anterior, transformando el mundo simbólico de La masía, en Tierra lab­ra­da, Paisaje catalán­­ y Pas­toral.
Vive en Mont-roig desde finales de junio a mediados de diciem­bre. Pinta numerosas obras, como Re­trato de Madame B, Retrato de la señorita K, Materni­dad, La familia, La botella de vi­no, Bailarina española, La ermita... y empieza El carnaval de Arlequín y Diá­logo de in­sec­tos, que ter­mi­nará en 1925. Pinta de acuerdo con su nueva manera, menos realista y más imagina­ria, las se­ries de “fondos grises” y “fondos amarillos”, cuyas últimas pin­turas son ya plenamente oníricas; incorpora letras y pala­bras a Sourire de ma blonde.
Pasa la segunda quincena de diciembre descansando en Barcelona.
Se celebra en Madrid la exposición de los “Artistas Ibéricos”, asociación de la que Miró formará parte en el futuro. Marinetti publica en Roma Futurismo y fascismo, que le aleja definitivamente de la vanguardia progresista. An­dré Breton conoce en septiembre a André Masson. El 1 de diciem­bre aparece el Manifeste du su­rréa­lisme, en el primer número de “La Révolution surréaliste”, editado por Pierre Naville y Benjamin Péret, iniciándose el movimiento surrealista, dirigido por Breton. Sale también el último número de la revista “Littérature”, dirigida por Breton, Aragon y Soupault. En París se celebran la primera muestra de Chagall, en la Galerie Barbazange-Hodebert, y la primera retrospectiva de Rouault, en la Galerie Druet. Torres García se instala en París, tras pasar por Barcelona, después de su completo fracaso en EE UU.
Se abre en junio en el Museu del Parc de la Ciutadella (abierto en 1915) la colección de los frescos románicos que en los años 1919-1923 se han arrancado de sus templos pirenaicos; Miró acudirá a verlos con fre­cuen­cia. Muere su amigo el poeta Joan Salvat-Papas­seit el 7 de agosto.
El 9 de enero la Dictadura interviene la Mancomunitat catalana; se nom­bra presidente a Alfons Sala, un monárquico centra­lista.
Aumenta la confianza económica en Europa (en especial en Francia y Alemania), una ola de prosperidad que dura hasta finales de 1929. En Rusia la muerte de Lenin precipita la lucha por el poder entre Stalin y Trotsky. El partido fascista gana las elecciones en Italia. Al contrario, la coalición de izquierdas de los partidos radical y socialista gana las elecciones generales en Francia.
*<Exposición de arte catalán>. Madrid. Organizada en su local por diario Heraldo de Madrid (¿enero-febrero? 1924). Obras de Miró (nº 34 y 35), Isern Alié, Joan Junyer, Oleguer Junyent, Francesc Labarta, Marian Llavanera, Josep M. Marquès Puig, Jaume Mercadé, Lluís Mercadé…

1925.
Joan Miró vuelve a París hacia el 12 de enero, donde reside hasta principios­ de ju­lio. Son seis meses decisivos: los comienza sintiéndose aún miembro del abierto grupo de la rue Blomet y los termina ya en el seno del grupo surrealista, aunque sin ser un militante muy activo. Vive y trabaja en la rue Blomet, 45, donde en su ausencia ha seguido trabajando Gargallo, destituido de sus cargos en Barcelona. Ha traído unas sesenta obras terminadas el año anterior en Mont-roig.
Por medio de Masson comien­za hacia enero su rela­ción con Eluard, Ara­gon y Navi­lle y, poco después del 10 de febrero, con Bre­ton, y acto seguido se une a las actividades públicas del gru­po su­rrea­lista, gra­cias a cuyo apoyo el mar­chante Jacques Viot, gerente de la Galerie Pierre (en la rue Bonaparte), le propo­ne un con­trato, que firma el 1 de abril y le ase­gura una cierta estabi­lidad económica.
El gru­po de Breton le ampara en junio en su prime­ra gran exposi­ción de éxi­to (de pú­bli­co, aun­que con pocas ven­tas), organizada por Viot en la Ga­lerie Pie­rre, del 12 al 27 de junio. Breton le compra dos pinturas, El cazador y El gentleman, e influye para que el coleccionista Jacques Doucet le compre varias telas más. Su esposa, Simone Breton re­gala a Miró el libro de Fa­bre La vie des in­sectes, que será una de sus fuentes de inspira­ción sim­bólica en estos años.
Miró par­ticipa el 2 de julio en el banquete en el res­tau­rante La closerie des Lilas del polé­mico home­na­je a Saint-Pol-Roux, en el que grita “¡Abajo el Mediterráneo!”, con el que pretente criticar la tra­dición conservadora de la cultura grecolatina, una transgresión que derivará después en su idea del “asesina­to de la pintura”. El 15 de julio se repro­du­cen en el nº 4 de “La Révolu­tion surréaliste” dos obras su­yas: Paisaje catalán (El cazador) y Materni­dad.
Miró probablemente visita en París la famosa *<Exposition International des Arts Décoratifs et Industriels Modernes> del Art Deco (28 abril-octubre 1925).
De vuelta en Mont-roig, después del 5 de julio hasta principios de noviembre, comienza las pinturas “oníricas”.
Miró está de regreso en París a principios de noviembre. Hacia el 9 de noviembre Hemingway com­pra La masía (hay dudas si lo hizo directamente a Pierre Loeb o a través del poeta Evan Shipman) para regalársela a su esposa Hadley como regalo de aniversario. Miró ex­pone en la primera colectiva surrea­lista, que se inau­gura la medianoche del 13 de noviembre, con una multi­tud de asis­ten­tes. Miró conoce ya de antes la obra de Klee a través de Mas­son (que tiene una colección de reproducciones suyas en color) y visita la muestra <Paul Klee> en la Galerie Va­vin-Ras­pail (24 octubre-14 noviem­bre), que le impacta profun­da­mente e in­fluirá en su pró­ximo cambio de estilo. Probablemente vuelve a Mont-roig a finales de noviembre y está durante una sema­na, en las vacaciones de Na­vi­dad, en Bar­celo­na.
Termina este año un grupo de extraordinarias obras en un estilo a caballo entre 1924 y 1925: El carnaval de Arlequín y Diá­logo de in­sec­tos (ambas de 1924-1925), Pintura (El guante blanco), El nacimiento del mundo (un sorprendente antecedente del expresionismo abstracto, del gestualismo y del dripping), El acomodador de music hall, y parte de las series de Cabeza de campesino catalán (1924-1925) y Bailarina (1925-1926).
Asimismo, comienza en el verano las pinturas oníricas (también llamadas pintu­ras-poe­mas, pinturas-sueño o de ensoñación), que forman un conjunto de más de cien cuadros que realiza entre 1925 y 1927, con elementos muy estilizados sobre un etéreo fondo vacío y monocromo (gris, bistre, azul...), con un nue­vo sentido del espacio, muy esquemáti­cas, es­pontá­neas pero pre­ce­didas de bocetos en los cua­der­nos, con una inspiración variada, desde un objeto o un acontecimiento hasta un poema. Son obras como La siesta (una de las primeras obras con fondo azul), La suma (o Pintura, seguramente inspirada en los personajes de Ubu, una de las farsas grotescas de Jarry, o en el personaje de Sur-mâle, el supermacho copulador, de Jarry), Photo: Ceci est la couleur de mes rêves (con su texto enunciativo de raiz dadaísta), Personaje, Étoiles en des sexes d’escargot, Le corps de ma brune..., en las que aúna pintura y poesía, generalmente con referencias sexuales mediante elementos hermafroditas (estrella, caracol...), con mensajes muy complejos y herméticos, con títulos a menudo en francés, el idioma que utiliza cada vez más.
Cierra la revista LEsprit Nouveau de Ozenfant y Le Corbusier.  Louis Aragon visita Madrid, donde el 18 de abril da una conferencia en la Residencia de Estudiantes (Max Jacob lo hará también en 1926) para difundir el surrealismo en la capital. Se celebra en mayo la primera exposición, en el Palacio de Velázquez de Madrid, de la Sociedad de Artistas Ibéricos, de la que Miró formará parte, y que incorpora a artistas afines como Bores, Dalí, Ferrant, Palencia, Alberto Sánchez...
Se da la primera exposición individual de Dalí, en las Galerías Dalmau (14-25 noviembre), a la que Miró no asiste porque está en París, y que aún no recoge su posterior influencia en Dalí. En París, Miró y los demás surrealistas viven una fébril admiración por el baile negro —gracias al éxito de la Revue nègre de Josephine Baker en el Théâtre des Champs-Elysées—, el jazz, el arte africano...
El fascismo inicia la imposición del totalitarismo en Italia. En la URSS Stalin triunfa sobre Trotsky. Los surrealistas protestan por la intervención francesa en Marruecos, pero Miró se mantiene al margen (¿tal vez para no ser expulsado de Francia?).
En Cataluña es suprimida el 21 de marzo la Mancomunidad, con fecha efectiva de julio. Se produce el desembarco de tropas franco-españolas en Alhucemas el 8 de septiembre, que pondrá fin en 1927 a la guerra marroquí. Primo de Rivera constituye el Directorio Civil el 3 de diciembre, en un intento de institucionalizar de modo permanente la Dictadura.
<Joan Miró>. París. Galerie Pierre (12-27 junio 1925). 16 pin­tu­ras —destacan Paisaje catalán (El cazador), titulado como Le Chasseur, y El gentleman (El caballero), de col. Breton—, 15 dibu­jos. Organizada por Jacques Viot. Invi­tación firma­da por los miem­bros del grupo surrealis­ta. Cat. Texto de Benjamin Péret (escrito el 23 de abril), Les cheveux dans les yeux—reprod. Eluard, P. Oeuvres complètes. Ed. Corti. París. 1992: 298.—. 8 pp. en una sola hoja doblada y no cortada.
*<Peinture surréaliste parisienne>. París. Salle des Antiquaires de Rue La-Ville-L’Évê­que (verano 1925). Organizada por el marchante polaco Victor-Yanaga Poznanski. Obras de Miró, Masson, Max Ernst, Papazoff...
*<La peinture surréaliste>. París. Galerie Pierre (14-25 no­viembre 1925). Obras de Miró —pinturas El colocador de Music-Hall, El car­naval de Arle­quín, Diá­logo de in­sec­tos, Chirico, Max Ernst, Klee, Man Ray, Masson, Picasso, Pierre Roy. Cat. Prefacio de André Breton y Ro­bert Des­nos. 20 pp. Ilus. de Miró (nº 7). Primera exposición colectiva de Miró organizada por los surrealistas.
*<L’Art d’aujourd’hui>. París. Salle des Antiquaires de Rue La-Ville-L’Évê­que (1-21 diciembre 1925; vernissage el 30 noviembre). Organizada nuevamente por Victor Yanaga Poznanski. Obras de Miró 3 pinturas, probablemente otra vez El colocador de Music-Hall, El car­naval de Arle­quín, Diá­logo de in­sec­tos, Arp, Baumeister, Bracusi, Marcelle Cahn, Carlsund, Robert y Sonia Delaunay, Dexel, Van Doesburg, Domela, Max Ernst, Gleizes, Gontcharova, Graf, Gris, Huszar, Ida Kerkovius, Klee, Larionov, Laurens, Le Corbusier (como Jeanneret), Léger, Lipchitz, Lurçat, Marcoussis, Masson, Moholy-Nagy, Mondrian, Nicholson, Nietszchke, Ozenfant, Picasso, Servrancks, Sima, Spiegel, Valmier, Villon, Vordemberge-Gildewart... y una amplia representación de pintores polacos. Cat. Prefacio anónimo.

1926.
Joan Miró está en Mont-roig en enero-febrero y sigue pintando el inmenso ciclo de las pinturas oníricas, como Amour, inspirada en el poema Voyelles de Rimbaud.
Reside en París en febrero-ju­lio, primero en la rue Blomet, 45, y desde marzo se instala en un taller contratado por Viot en el barrio de Montmar­tre, en el pa­saje “cité des Fusains” de la rue Tour­la­que, 22, donde tiene como ve­ci­nos a Max Ernst, Jean Arp, Pie­rre Bon­nard, René Magritte, Max Morise y Paul Eluard. Conoce en este círculo al poeta norteamericano Ezra Pound y al marchante bel­ga Camille Goemans. En estos meses se desata de improviso una fuerte inflación en Francia, lo que perjudica a Miró, cuyos ingresos proceden de España, hasta que cae el valor del franco en marzo.
Es probable que visite la exposición *<Tableaux de Man Ray et Objets des Iles> que significa la apertura de la Galerie Surréaliste (26 marzo-10 abril 1926) en la Rue Jacques-Callot y que reúne pinturas y objetos de Man Ray junto a esculturas oceánicas de las col. de Aragon, Breton, Eluard...
Gracias a la recomendación de Picasso y una visita a su estu­dio de Boris Kochno y Serge Lifar, en mar­zo Diaguilev en­car­ga por 3.000 francos a Miró y Max Ernst la realización de los decorados para la obra Romeo y Ju­lie­ta, de los Ba­llets Rusos, con música de Cons­tant Lam­ver y hacia abril ambos artistas los realizan en Montecarlo. El es­tre­no del ballet el 4 de mayo en Monte­car­lo es un gran éxito y el es­tre­no en París el 18 de mayo en el tea­tro Sarah Bernhardt es un gran éxito teñido de mayúsculo escánda­lo gracias al sa­bo­taje de los su­rrea­listas, que acusan a Miró y Ernst de colaboración con los intereses burgueses y les expulsan temporalmente del grupo, has­ta que Eluard inter­cede por ellos a fines de año, en un escrito en el número siguiente de “La révolution surréaliste”. El escándalo marca el verdadero inicio del lanzamiento de Miró a la fama internacional (Miró coleccionará ávidamente todos los recortes de prensa sobre el incidente). El 21 de junio el ballet es representado en el His Majesty Theatre de Londres, pero no es seguro que asistiese Miró.
Hacia el mes de mayo Miró vende varias pintu­ras al co­lec­cio­nis­ta belga René Gaf­fé y el 8 de mayo visita la exposición de Max Ernst en la Galerie Jeanne Bucher.
Miró fre­cuenta las reu­niones del grupo de la rue du Château, 54, forma­do por Tanguy, Duhamel y Prévert, con los que realiza experi­mentos surrealistas, como varios Cadavre ex­quis, en los que varios artistas trabajan en la misma obra en momentos distintos.
El 9 de julio muere su padre, Miquel Miró Adzerias, en Mont-roig. Joan Miró vuelve de inmediato a Cataluña. Hereda parte de la finca aun­que la ma­dre toda­vía le ayu­dará económica­mente has­ta 1944. Pasa el verano en la finca de Mont-roig, al lado de su madre, con la que realiza una ex­cursión a Sant Hilari de Sacalm (Gerona) a finales de julio-princi­pios de agosto.
A finales de julio su marchante parisino Jacques Viot huye al extranjero, dejando gran­des deu­das y peores pro­ble­mas jurídicos. Como el taller está a nom­bre de Viot, Miró temerá perder las obras que se guardan así como su correspondencia personal. En ese momento Max Ernst (otro que tenía, como Jean Arp, a Viot como marchante) actúa como su fac­totum en París para resol­ver la situación. Después de unas rápidas negociaciones, en agosto Miró firma un contrato con el ­socio de Viot, el mar­chante Pie­rre Loeb, que será su fiel representante parisino hasta 1940.
Desde mediados de agosto a mediados de diciembre Miró está en Mont-roig, salvo breves estancias en Barcelona, donde ha comenza­do una relación amorosa con Maria Pilar Tei y allí le visita Picas­so an­tes del 7 de octubre. Pasa las Navidades en Barcelo­na, junto a su madre y su novia. Probablemente vuelve a París a finales de diciembre.
Miró consigue su primera muestra norteamericana al participar en la exposición internacional de arte moderno organizada en Nueva York por la Société Anonyme de Katherine S. Dreier, Marcel Duchamp y A. E. Gallatin, quien comienza a interesarse por la obra de Miró.
Pinta a finales de 1926 Perro ladrando a la luna, Personaje tirando una piedra a un pájaro, y diversos Paisajes imaginarios, como Paisaje junto al mar (Caballo junto al mar).
El Musée du Luxembourg, bajo la dirección de Charles Manson, promueve los artistas de la Escuela de París. Comienza en enero la revista parisina “Cahiers d’Art”, dirigida por Chris­tian Zervos. Se funda en Sitges la revista “L’Amic de les Arts”, que promoverá las vanguardias (y destacadamente a Miró) en Cataluña. Breton expulsa del grupo surrealista a Artaud y Soupault. Muere el 10 de junio el arquitecto Antoni Gaudí; a su gran entierro no puede asistir Miró, ausente en París. Monet fallece también (5 diciembre).
Hitler asciende a la jefatura del partido nazi.
*<El Arte catalán moderno>. Madrid. Círculo de Bellas Ar­tes (16 enero-febrero 1926). Organizada por diario “Heraldo de Madrid”, con colaboración de Josep Dalmau. Obras de varios artistas, en parte de la col. Dalmau: Miró, Dalí, Francesc Camps, J. Granyer, Marquès Puig, Ràfols, Rebull, Ricart y Francesc Vayreda.
*<Picasso, Matisse, Max Ernst, Miró, Arp, Masson>. Nancy (mayo 1926). Organizada por Georges Sadoul.
*<Exposició de mo­dernisme pictòric cata­là confrontada amb una selecció d’obres d’artistes d’avant­guarda ex­tran­gers>. Bar­celona. Galerías Dalmau (16 octu­bre-26 noviem­bre 1926). Obras de artistas extranjeros (Frank Burry, Robert Delaunay, Dufy, Glei­zes, Helène Grunhoff, Marie Lau­rencin, Pica­bia, Vlaminck, Otto Weber...) y catalanes o resi­dentes en Cata­luña (Miró, Albesa, Barradas, Benet, Camps Ribera, Cassanyes, Da­lí, Gausachs, Guardia, Elvira Homs, Joan Junyer, Manolo, Rebull, Ricart, Sisquella, Sunyer, Torres García...). Cat. Prefacio de Gasch.
*<Exposition>. París. Galerie Fermé la Nuit (8-25 noviem­bre 1926). Obras de Miró, Berman, Gromaire, Laglenne, Léger, Lurçat, Halicka, Marcoussis, Masson, Pascin, Tchelitchev.
*<International Exhibition of Modern Art>. Nueva York. Brooklyn Museum (19 noviembre 1926-1 enero 1927). Más de 300 obras de 106 artistas de 19 países. La primera muestra norteamericana de Mondrian y de Miró —dos pinturas, la nº 210, El vuelco (1924), y la nº 211, Pintura—. Organizada por la Société Anonyme, de Marcel Du­champ y Katherine S. Dreier. Colaboración de Anton Giulio Bragaglia, Campendonk, Kandinsky, Léger, Schwitters, Stieglitz, Herwarth Walden… Cat. Texto de K. S. Dreier. Modern Art. 124 pp. (81 numeradas) con ilus.

1927.
Joan Miró comienza el año en París, donde se queda hasta junio en su taller de la rue Tour­la­que, 22. Ocurre su pri­mer encuen­tro con el eminente histo­riador y crítico de arte nor­tea­meri­cano James Johnson Sweeney. Es­trecha su amistad con el poeta Ezra Pound. Celebra una importante exposición individual en la Gale­rie Pie­rre, rue des Beaux-Arts, 2, don­de expondrá regular­mente desde entonces. Vuelve a Bar­ce­lo­na sólo por unos días a finales de marzo, para confirmar su compromiso con Maria Pilar Tei, y retorna a Pa­rís, donde asiste al entierro de Juan Gris el 13 de mayo, y permanece allí hasta ju­nio. Probablemente comienza en esta época a interesarse por el pensamiento de Maritain, al que conocerá el año siguiente. Gasch le explica en una carta posterior al 15 de abril que Dalí le admira. Miró visita la exposición <Max Ernst> en la Galerie Van Leet (15 marzo-15 abril 1927).
El 12 de mayo los Ballets Rusos representan Romeo y Ju­lie­ta en el Liceo de Barcelona.
Miró está en Mont-roig desde prin­cipios de julio de 1927 hasta fe­brero de 1928, salvo unos breves via­jes a Barcelo­na para visitar a su novia Maria Pilar Tei y curarse una enfermedad, y una estancia más larga en la ciudad desde finales de noviembre hasta las Navidades. No puede recibir en agosto a Paul Eluard que había visitado Barcelona y Mallorca, pero sí recibe en Mont-roig en agosto o septiembre a Pierre Loeb, con quien visita a Dalí en Figueras (septiembre). Pinta una segunda serie de ‘paisajes imaginarios’. Probablemente vuelve a Mont-roig a finales de año.
Es el último año de las pinturas oníricas, entre las que desta­can las series de “fondos blancos” y del circo, con El caballo de cir­co (en cat. Pintura), de una serie de más de diez dedicadas al caballo de circo Continúa la serie de pinturas-poema, con Un oiseau poursuit une abeille et la baisse, Musique, Seine, Bataille et moi, 48.
Aparece el primer libro ilustrado con un dibujo de Miró, Gertru­dis de J. V. Foix, cuyo anuncio aparece el 4 de enero en “La Publicitat”.
Miró conoce que se difunde en los círculos parisinos su radical tesis del “asesinato de la pintu­ra”, entendida como una crítica de la pintura tra­dicio­nal; Maurice Raynal, en su libro Anthologie de la peinture en France de 1906 à nos jours (1927), es el primero en recoger la intención de Miró. Proyecta con el compositor George Antheil un fustrado ballet, Ballet mécanique (así lo llama Miró en sus esbozos) o Le jour (nombre para Antheil).
Breton, Aragon, Eluard y Péret ingresan en el partido comunista. Masson inicia sus pinturas con arena. Tanguy comienza a pintar los biomorfismos que caracterizarán su obra posterior. Jacques Maritain publica Primauté du spirituel, que influye sobre los pintores e intelectuales vanguardistas católicos como Cocteau, Reverdy, Foix, Miró... con varios de los cuales se relaciona estrechamente en estos años. Juan Gris muere el 11 de mayo.
España consigue finalizar la guerra en el norte de Marruecos.
*<The International Exhibition of Modern Art Assembled by the Société Anonyme>. Nueva York. The Anderson Galleries (25 enero-5 febrero 1927). Dos pinturas de Miró. Repetición de una muestra an­terior de 1926. Cat.
*<Exposition group surréaliste>. París. Galerie Surréalis­te (febrero-mayo 1927).
*<Exposition>. París. Galerie Pierre (23 o 28 de mayo-15 agosto 1927). Obras de Miró, Braque, Derain, La Fresnaye, Gromaire, Pascin, Picasso, Rouault, Tchelitchev.
*<Salon Montpelliérain des Beaux-Arts> o *<Exposition international de Montpellier>. Montpellier. Pavillon Populaire (27 mayo-26 junio 1927). Obras de Miró (una), Malkine, Ozenfant, Utrillo… Cat.
*<Serge Lifar’s Collection of Modern Painting>. Chelsea, Londres. The New Chenil Galleries, Town Hall (desde 4 julio 1927). Con cin­co obras de Miró (1924-1926) del ballet Romeo y Julieta, Max Ernst, Picasso, Derain, Pruna… Cat.
*<Cadavre exquis>. París. Galerie Surréaliste (desde 10 octubre 1927). Dos obras colectivas de Miró, los dibujos automáticos de “cadáveres exquisitos” entre varios artistas: Breton, Duchamp, Hugnet, Max Morise, Tanguy...
*<Peinture Française Contemporaine>. Bruselas. Galerie Le Centaure (11-25 octubre 1927). Obras de Miró (tres), Arp, Bonnard, Braque, Chagall, Chirico, Derain, Dufresne, Dufy, Max Ernst, La Fresnaye, Friesz, Gris, M. E. Laboureur, Marie Laurencin, Léger, Lhote, Lurçat, Masson, Matisse, Modigliani, Papazoff, Rouault, Dunoyer de Segonzac, Tanguy, G. Tony, Vlaminck, Waroquier… Cat.
*<Exposició inaugural (conjunt) temporada 1927-28>. Barcelona. Galerías Dalmau (20 octubre-4 noviembre 1927). Obras de Miró, Barradas, Ángel Ferrant, Joan Junyer...
*<Exposition>. Bruselas. Galerie L’Époque (desde 5 noviem­bre 1927). Muestra inaugural. Obras de Miró (dos), Chagall, Max Ernst, Magritte, Permeke... Cat.
*<Bores, Bosschère, Joan Miró, Gómez de la Serna, Kristian Tonny>. París. Quatre Chemins (28 diciembre 1927-17 enero 1928). Dos pinturas de Miró, de 1925 y 1926. Cat.

1928.
Joan Miró está en enero y parte de febrero en Mont-roig, excepto probablemente unos breves via­jes a Barcelo­na para visitar a su novia Maria Pilar Tei. Hacia el 19 de fe­bre­ro vuelve a París, en la rue Tourlaque, 22.
Miró, gracias a sus amigos Ràfols, Cassanyes y Foix, se relacio­na con el filósofo­ tomis­ta francés Jacques Mari­tain, cuyo pen­sa­miento estéti­co le influi­rá profundamente­ durante largo tiempo, como les sucedió a otros surrealistas catalanes.
Probablemente visita la exposición <Oeuvres Anciennes de Georges de Chirico> en la Galerie Surréaliste (15 febrero-1 marzo 1928), una retrospectiva cuyo catálogo lleva un prefacio de Aragon.
Miró celebra una gran exposición individual en la Galerie Georges Bernheim, rue du Fau­bourg-Saint Honoré, 109, del 1 al 15 de ma­yo, con 41 obras, la mayoría oníricas y entre ellas la serie de los Paisajes imaginarios; cuenta con un excelente ca­tá­logo. Consigue por fin un gran éxito comercial y de crítica en esta tercera expo­si­ción parisina. El MOMA de Nueva York compra entonces dos obras suyas.
Probablemente visita la primera gran exposición de arte precolombino en París, *<Arts anciens d’Amérique>. Musée des Arts Decoratifs, Pavillon de Marsan (abril-mayo 1928), con obras de arte azteca, maya, inca, indios norteamericanos, esquimales... que tal vez influye en su estética del “asesinato de la pintura”.
En 5-17 de mayo viaja a Bélgica y Holanda: el 5 está en Bruselas, donde acude a una exposición de Arp en la Galerie l’Époque, el 11 en La Haya, el 14 en Amsterdam, ­donde visita los prin­cipales mu­seos y adquie­re tarjetas postales de obras del siglo XVII en las que se basa­rá para su famosa serie de tres In­teriores ho­landeses que comienza a pintar después del 17 de mayo, cuando está de vuelta en París. También comienza su experimentación con collages (pa­piers collés), objetos y picto-ob­jetos en los que uti­liza toda clase de materiales y objetos, como cla­vos, cuer­das, es­cuadras, agu­jas de sombrero y paraguas. Des­taca este año la serie de collages-objetos Bailarina española —Loeb le escribe en julio que Breton y Aragon han adquirido su versión de Bailarina española—, en buena parte inspirada en bodegones holandeses y, en menor medida, flamencos. Acaba asimismo los ocho pochoirs para su primer gran li­bro ilustrado, Il était une pe­tite pie de Lise Hirtz, editado por Jeanne Bucher en noviembre.
Vuelve a Barcelona a principios de junio, con vistas a contraer matrimonio con Maria Pi­lar Tei. La boda estaba prevista para el 21 de junio, pero pocos días antes él rompe su com­pro­miso, al parecer alegando que ella es una mujer demasia­do moderna. Sale de inmediato de Barcelona y el 22 de ju­nio vi­sita por pri­mera vez Ma­drid, donde conoce por fin el Museo del Prado: queda fuerte­mente impre­sionado por el Bosco, Brue­ghel y Goya.
Las noticias de su creciente éxito en París repercuten en España: en junio la revista “L’Amic de les Arts” le dedica un núme­ro espe­cial, con textos de Foix, Gasch y Dalí; el 1 de ju­lio aparece su primera declaración, en “La Ga­ceta Literaria” de Madrid, y el 14 de ju­lio su primera gran en­tre­vista, en “La Pu­bli­citat” de Barcelo­na, por Francesc Trabal.
Miró está en Mont-roig de julio hasta diciembre. Pinta una serie de obras muy detallistas. A mediados o finales de diciembre vuel­ve a París, donde comienza su amistad con Ale­xander Calder (quien le escribe por primera vez el 10 de diciembre) y probablemente también con Alberto Giaco­met­ti.
Breton publica el 11 de febrero en la editorial Gallimard su libro Le surréalisme et la peinture, donde analiza la obra de Miró, Arp y Tanguy; Breton comienza a establecer una posición crítica respecto a aspectos de Miró, como su escaso automatismo y su no compromiso comunista. Dalí, Gasch y Montanyà publican el Manifest groc, una proclama vanguardista. Dalí viaja a París y es presentado por Miró a Breton; al año siguiente se integrará en el grupo surrealista.
En España la Dictadura primorriverista reprime sin contemplaciones la disidencia, al tiempo que se beneficia de una época de gran prospe­ridad económica y cierta paz so­cial en España y Cataluña. No obstante, el exiliado político catalán Francesc Macià va uniendo al catala­nis­mo radical en contra de la dictadura, en el embrión de lo que será Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).
*<Exposición homenaje a Marinetti>. Barcelona. Galerías Dalmau y Teatro Tí­voli (21 febrero-marzo 1928). Obras de Miró, Barradas, Frank Burty, Dalí, Federico García Lorca, Gleizes, Picabia, E. C. Ricart y M. Villà. Organizada por Josep Dalmau, con presencia de Marinetti.
*<Exposition surréaliste>. París. Galerie Surréaliste (marzo 1928).
*<Exposition surréaliste>. París. Galerie La Sacre du Printemps (2-15 abril 1928). Obras de Miró, Arp, Chirico, Max Ernst, Malkine, Man Ray, Masson, Picabia, Tanguy...
<Miró>. París. Galerie Georges Bernheim (1-15 mayo 1928). 41 obras (entre las que destacan la doble serie de los Pai­sajes imagina­rios). Cat. Organizada por Pierre Loeb. Primer gran éxi­to de ventas de Miró.
*<Art contemporain français> o *<Exposition de peinture de l’École de Paris>. Moscú. Galerie Trétiakov (1 mayo-1 noviembre 1928). Obras de artistas franceses (Lurçat…), rusos asentados en París (Tajan…) y posiblemente Miró.
Tal vez hay Miró participa en una exposición colectiva en el museo nacional ruso de arte moderno, la, con el título *<Exposition de peintres espagnols>. Biarritz. Galerie Trois dimensions, hotel Carlton (desde 28 julio 1928). Artistas de “Cahiers d’Art”: Miró, Bores, Cossió, Gris, Olivares, Peinado, Picasso, Viñes. Organizada por Jeanne Bucher.
*<Exposition d’oeuvres de maîtres de la peinture contempo­raine>. París. Galerie Danthon (noviembre 1928). Obras de 19 artistas: Miró (dos), Braque, Crotti, Derain, Dufy, Paul Guillaume, Léger, Marcoussis, Matisse, Ozenfant, Picasso... ­Cat. Prefacio de André Salmon.
*<Le Surréalisme existe-t’il?>. París. Galerie La Sacre du Printemps (diciembre 1928). Obras de Miró, Arp, Chirico, Max Ernst, Malkine, Masson, Picabia, Roy y Tanguy. Cat. Cubierta de Ernst.
*<Jeune Peinture Espagnole>. Bruselas. Palais des Beaux-Arts (15-26 diciembre 1928). Obras de Miró (tres), Bores, Cossío, Pere Creixams, Ismael de la Serna, Gargallo, Gris, Manolo, Togores, Viñes. Cat.
*<L’Art d’aujourd’hui>. París (¿diciembre? 1928). Muestras sucesivas de artistas. Obras de Miró (de la Galerie Pierre), Max Ernst, Jean Hugo, Tchelitchev.

1929.
Joan Miró vive en París de enero a junio, en la rue Tourlaque, 22, salvo dos breves visitas a Barce­lona a finales de ­febrero (está el 26) y de marzo, cuando inicia su amistad con el em­pre­sario y fotó­grafo Joaquim Gomis. Pinta la serie de los cuatro Retratos imaginarios, según obras de Consta­ble, Gainsbo­rough, Rafael y Engleheart, respectivamente Retrato de una dama en 1820, Retrato de la reina Luisa de Prusia, La Fornarina, Retrato de Mrs Mills en 1750. Realiza numerosos di­bu­jos así como collages de gran tamaño en varios tipos de papel­.
Probablemente visita la exposición de Kandinsky en la Galerie Zak de París (15-31 enero), así como la de 40 obras de Paul Klee en la Galerie Berheim-Jeune (1-15 febrero).
Miró se distancia de Breton y su círculo más íntimo cuando este reclama el 12 de febre­ro a los miembros del grupo surrealista que se com­prometan más disciplinadamente con la lucha política, pero el artista catalán decide dar una respuesta evasiva, poco comprometida al juicio de Breton, que aparece en junio, en la revista “Variétés”. Miró participa todavía en la reunión del 11 de marzo en el Bar du Château, en la que discuten los grupos vanguardistas parisinos y el 12 de marzo conoce a Luis Buñuel.
A finales de marzo viaja a Mallorca, donde pasa la Semana Santa y comienza a flirtear con Pilar Juncosa. A principios de abril, vuelve a París e introduce a Dalí en el grupo surrealista.
Se celebra su primera exposición individual fuera de España y Fran­cia, en Bruse­las, en la Galerie Le Cen­taure (11-23 mayo). Con esta ocasión Miró vuelve a visitar Bruselas y Amberes a mediados de mayo, y probablemente acude al museo de Jan Steen en Amberes, donde contempla las obras de un pintor barroco que le influye mucho en esta época.
Al tiempo se abre una exposición con visos de per­ma­nente (1929-1943) de obras de Miró en la Gallery of Living Art (colección Galla­tin) de la Universidad de Nueva York.
Miró está en París de nuevo a finales de mayo (el 25 le escribe a Desnos) y en la galería de Jeanne Bucher reencuentra a Giacometti, con quien se consolida una cálida amistad; en la primavera siguiente harán una exposición conjunta en la galería de Pierre Loeb y se influirán mutuamente (Miró con su uso de los objetos, Giacometti con sus esculturas móviles). Asiste el 6 de junio, en el Studio des Ursulines, al estreno del film Un chien andalou, de Buñuel y Dalí.
A mediados de junio via­ja a Mallorca para asistir a la boda de su primo Enrique Juncosa y se reen­cuentra con­ su prima Pilar. A últimos de junio vuelve a Mont-roig, donde trabaja en una serie de collages y comienza a dibujar sus ­lito­gra­fías para L’arbre des vo­yageurs de Tzara, que se publicará en 1930. En julio le visitan en Mont-roig el matrimonio de Ernest y (su nueva esposa) Pauline Hemingway.
A principios y nuevamente a mediados de julio via­ja a Mallorca y en esta última ocasión se declara y se compromete con Pilar Juncosa, antes de su retorno a Mont-roig el 17. En agosto y sep­tiembre viaja varias veces entre Barcelo­na, Pal­ma y Mont-roig para los preparativos de boda y el 12 de octu­bre se casan en Pal­ma, en una pequeña capilla de la céntrica iglesia de San Nicolás. Acto seguido pasan la luna de miel en un hotel de Formentor, en Pollença, al norte de Mallorca.
Hacia mediados de noviembre, probablemente antes del 18 y con seguridad antes del 22, el ma­tri­mo­nio se ins­tala en una casa en Pa­rís, en el dis­trito 15, rue Fran­çois-Mout­hon, 3, donde él acondiciona una habitación como estudio. Vuelven a Barcelona en las Navidades.
Se celebra la Exposición Internacional de Barcelona (18 mayo 1929-15 enero 1930), un gran avance urbanístico y de imagen para la ciudad, con exposiciones, conferencias... pero Miró y las vanguardias catalanas de los años 20 no participan. Acaban las revistas “L’Amic de les Arts” (marzo, nº 31) y “La révolution surréaliste” (diciembre).
El grupo surrealista se separa a partir del 11 de marzo, en la tumultuosa reunión del Bar du Château, divididos en los encendidos grupos de La révolution surréaliste, Grand Jeu y Philosophies, entre partidarios del arte militante (comprometido a la disciplina de grupo) y del “arte puro” (libre de disciplina, entre los que se hallan Miró, Arp y Desnos). En diciembre, en el último número de “La Révolution surréaliste”, Breton publica el Secon­d Manifeste du Surréalisme. Georges Bataille inicia su revista “Documents”. Luis Buñuel, ayudado por Salvador Dalí, realiza el film Un chien andalou.
Se funda el MOMA de Nueva York, inaugurado el 8 de noviembre, en pleno crack bursátil; dirigido por Alfred H. Barr, Jr, cuenta desde el año anterior con dos obras de Miró.
En octu­bre co­mienza en EE UU la Gran Depresión, que se extenderá en sucesivas oleadas por Europa y el resto del mundo, con terribles consecuencias políticas, económicas y sociales; pronto se hundirá también el mer­cado del arte. El Vaticano y la Italia mussoliniana firman el Tratado de Letrán, que fortalece la posición de poder del fascismo.
*<Exposition Sélecte d’Art Contemporain>. París (1929). Amsterdam (¿octubre? 1929). Al parecer la única celebrada de un ciclo denominado “Expositions Sélectes d’Art Contemporain” (E.S.A.C.). Organizada por Nellie van Doesburg, con obras de Miró, Arp, Balla, Marcelle Cahn, Campigli, Charchoune, Crotti, Cupera, Daura, Despujol, Van Doesburg, Férat, Luis Fernández, Freundlich, Kosnnick-Kloss, Kupka, Mondrian, Monteiro, Picasso, Planas, Poznanski, Engel Rozier, Schwab, Severini, Survage, Torres García, Tudundjian y Villon.
*<A. E. Gallatin Collection>. Nueva York. Ga­llery of Living Art (desde enero 1929 hasta 1943). Exposi­ción permanente. Tres obras de Mi­ró, la primera comprada Perro ladrando a la luna (1926), a la que se añadieron Pintura (1926) y Pintura (Fratellini) (1927). Cat.
*<Exposition d’oeuvres des 19e et 20e Siècles>. París. Salle de la Renaissance (15-31 enero 1929). Obras de Miró (una), Matisse, Utrillo, Vlaminck... Cat.
*<Panorama de l’art contemporain>. París. Galerie des Éditions Bona­parte (17 enero-16 febrero 1929). Obras de Miró (una), Bombois, Cocteau, Lurçat, Pascin, Sima, Soutine... Cat. Prefa­cio y selección de obras de Waldemar George.
*<9. Ausstellung der Hamburgischen Sezession>. Hamburgo (marzo 1929). Organizada por Will Grohmann. Obras de Miró, Baumeister, Beaudin, Herbin, Kermadec, Laurens, Lipchitz, Lurçat, Man Ray, Marcoussis, Masson, Ozenfant, Suzanne Roger, Roux, Souverbie...
*<Exposition de peintres et sculpteurs contemporains>. París. Galerie Jeanne Bucher (22 marzo-¿abril? 1929). Obras de Miró, Brancusi, Braque, Chirico, Max Ernst, Gris, Jean Hugo, Klee, Lapicque, Laurens, Lipchitz, Lurçat, Marcoussis, Masson, Picasso.
*<Exposición de pinturas y esculturas de españo­les resi­dentes en Pa­rís>. Madrid. Jardín Botánico (20-25 marzo 1929). Obras de Miró (7), Manuel Ángeles Ortiz, Bores, Cossío, Dalí, De la Serna, Gris, Olivares, Palencia, Gabriela Pastor, Picasso, Pruna, Viñes; Alberto Sánchez, ApelAles Fenosa, Gargallo, Manolo Hugué, Ucelai... Cat.
*<The School of Paris, 1910-1928>. Cambridge, Massachusetts. Har­vard Society for Contemporary Art, en Harvard Cooperative Building (20 marzo-12 abril 1929). Una obra de Miró, Perro ladrando a la luna (1926). Cat.
<Joan Miró>. Bruselas. Galerie Le Centaure (11-23 mayo 1929). Organizada por Pierre Loeb. Cat. nº 8 de revista Le Centaure”.
*<Ausstellung abstrakte und surrealistische Malerei und Plastik>. Zúrich. Kunsthaus (6 octubre-3 noviembre 1929). Múnich. Graphisches Kabinett (¿noviembre-diciembre? 1929). Obras de Miró (2 pinturas), Albers, Arp, Aubert, Baumeister, Beaudin, Jacques Berger, Bores, Brancusi, Braque, Chirico, Dalí, Robert Delaunay, Van Doesburg, Max Ernst, Freundlich, Gleizes, Gris, Auguste Herbin, Kandinsky, Klee, Léger, Lipchitz, El Lissitzky, Malevich, Man Ray, Marcoussis, Masson, Metzinger, Meyer-Amden, Moholy-Nagy, Mondrian, Ozenfant, Pevsner, Picabia, Picasso, Roux, Savrity, Schwitters, Severini, Sima, Tanguy, Togores, Torres García, Valmier, Vantogerloo, Viñes, Viollier y Friedrich Vordemberge-Gildewart… Cat. Prefacio de W. Wartmann.
*<Arte abstracto>. Barcelona. Galerías Dalmau (19 octubre 1929). Obras de Miró, Basiana, Artur Carbonell, Claret, Antoni Costa, Creixams, Dalí, Gausachs, Grau Sala, Xavier Güell, Elvira Homs, Pla­nells, San­dalinas, Sucre, Torres García, Miquel Villà... y Gleizes, Lhote…
*<Loan Exhibition Held by New York University Gallery of Living Art: Contemporary Paintings>. Nueva York. Brummer Gallery (30 noviembre-13 diciembre 1929). Pinturas de Miró—dos, Perro ladrando a la luna (1926) y Composición, que debe ser Pintura (1926)--, A.S. Baylinson, Henry Billings, Derain, Dufresne, La Fresnaye, Gromaire, Max Jacob, Maurice Kantor, Klee, Léger, Man Ray, Masson, Picasso, Gaston Roux, Soutine, Vlaminck; y dibujos de Matisse. Cat. Prefacio de A.E. Gallatin.
*<Collection de peintures de nos jours appartenant à Serge Lifar>. París. Galerie Vignon (diciembre 1929-enero 1930). Exposición de apertura de la galería. Obras de Miró (dos), Chirico, Picasso, Tchelitchev... Cat. Edi­tions des Quatre Chemins. París. Textos de Jean Cocteau, Waldemar George, Sergei Shchukin y B. K.
*<Peintres surréalistes: Arp, Chirico, Dalí, Max Ernst, Magritte, Miró, Picabia, Picasso, Tanguy>. París. Galerie Goe­mans (6-25 di­ciembre 1929). Comisario: Breton.

Cronología de Joan Miró (1910-1919).

BIOGRAFÍA Y EXPOSICIONES.

1910.  
Los padres de Miró compran al mar­qués de Mont-roig (un pueblo en la co­marca del Baix Camp de Tarrago­na, cerca de la costa) la masía Ferratges, que al cabo se llama­rá Mas Miró; será un lu­gar funda­men­tal en la vida y obra de Joan Miró. La familia tendrá pronto un só­lido papel social en el seno de esta comunidad rural: en su casa se rea­li­zan concurridos reci­ta­les de pia­no y en su amplia capi­lla se ce­le­bran las misas dominicales para los pro­pieta­rios y campesi­nos del lla­no circundante.
Miró termina sus estu­dios en la Escuela de Comer­cio y hace una breve visita veranie­ga a Ma­llorca (no volverá hasta 1915). Tras su regreso a Barcelona su pa­dre le co­loca como meri­to­rio de con­ta­bi­lidad en la drogue­ría de Can Dal­mau i Oli­veres (entonces de las más importantes de Barcelona; en los años 30 tuvo incluso una afamada filial de artes gráficas), sita en las Ramblas. Su desagradable trabajo acentúa el ca­rácter soñador y rebel­de del artis­ta; no se adap­ta y probable­men­te es des­pedido o abandona al poco tiem­po­­­­­, hacia abril de 1911. Mien­tras traba­ja en la dro­guería, prosigue los estu­dios nocturnos en la Llotja hasta noviembre.
Es posible que Miró participe por primera vez, con traba­jos reali­zados en la Llotja, en una exposición colectiva de retratos y dibujos antiguos y modernos que organiza el Ayuntamiento de Barcelona.
Se constituye en Barcelona el grupo “Societat de Les Arts i els Artistes”, cuyo primer salón se abre en abril y que duran­te veintiséis años representará el Aarte oficial” novecentista, aunque abierto a la modernidad del periodo de entreguerras. Gaudí termina la Casa Milà (o La Pedrera), un edificio que fusiona en un todo la arquitectura funcional y orgánica con la escultura de la naturaleza; Miró admirará sus formas onduladas e imaginativas.
Picasso y Braque experimentan el cubismo analítico. Kandinsky pinta su primera acuarela abstracta. Freud analiza la inspiración en el instinto sexual y el onirismo de los artistas en Un recuerdo infantil de Leonardo da Vinci, libro asumido por Breton, Dalí y otros surrealistas como un canón de interpretación del arte.
En España comienza el gobierno de Canalejas el 2 de febrero, que emprende audaces reformas. Se producen manifestaciones el 2 de octubre en Barcelona y en gran parte de España contra su política anticlerical.  
*<Exposición de re­tratos y dibujos antiguos y mo­der­nos>. Barce­lona. Ayuntamiento de Bar­ce­lona (1910). Obras de Aleix Clapés, Clarà, Francesc Domingo, Gargallo, Ismael Smith, Togores, Marquès Puig..., Renoir y Toulouse-Lautrec con una obra cada uno. No figuran todos los artistas en el catálogo y no es seguro que Miró participara, aunque él lo manifestara así en su vejez. Cat. Edició de la Ilustració Catalana.

1911.  
Joan Miró reside en Barcelona a principios de año, trabajando en la oficina del almacén de Dalmau i Oliveres. A principios de abril, durante las vacaciones de Pascua, Miró viaja a Palma de Mallorca, y comunica por carta a sus padres su intención de abandonar su empleo para dedicarse a la pintura. Sus padres rechazan su petición.
Una epidemia, posiblemente de tifus, afecta a Miró, quien explicará mucho después que se debió a una ten­sión nerviosa (¿una de­pre­sión?), probablemente en la primavera de 1911, guardando cama durante un mes (¿abril-mayo?). A continuación, convalece unos dos meses (¿mayo-junio?) en la masía de Mont-roig, donde se repone por completo y al fin consigue que su familia acepte su decisión de dedicar­se ex­clu­sivamente a la pintu­ra, aun­que se le reco­mienda que, para poder vi­vir, ­haga la carrera de sacer­dote o militar. Miró vuelve a Mont-roig, para pasar el verano (julio-septiembre), iniciando así esta larga costumbre.
Miró pinta en 1910-1911 gran­des paisajes al pas­tel. Visita en abril la exposición <Joaquim Sunyer> (11-30 abril) en el Faianç Català, que le impresiona profundamente, y visita también la exposición <Nonell> en la misma galería, y acude asimismo a la *<VI Exposición de Arte In­ter­na­cio­nal­> de Barcelona, en la que él participa con una obra (es su primera exposición colectiva indubitablemente documentada) y exponen la mayoría de los modernistas catalanes, un referente estético suyo en estos años.
Mueren en Barcelona el poeta Joan Maragall y el pintor Isidre Nonell, ambos muy admirados por Miró y los jóvenes vanguardistas catalanes. D’Ors dirige en febrero la publicación del Almanach dels noucentistes, con el que arranca el noucentisme en Cataluña, un movimiento intelectual y artístico que influye decisivamente sobre Miró y sus contemporáneos. D’Ors publica también la novela La ben plantada, que configura el ideal femenino de los noucentistas y el joven Miró.
El pintor impresionista Darío de Regoyos expone setenta obras en el Faianç Català del galerista Segura. Se funda en Múnich el grupo expresionista alemán “El Jinete Azul” (Kandinsky, Jauwlensky, Kubin, Marc...). Kandinsky comienza a teorizar sobre el arte abstracto en De lo espiritual en el arte y en la pintura en particular; sus ideas serán leídas y en parte asumidas, sobre todo el simbolismo y la composición espacial del colorido, por Miró y muchos vanguardistas.
Se funda en Barcelona el sindicato anarquista CNT, que hasta 1939 será el dominante entre la clase obrera catalana. Se aprueban las bases de la Mancomunidad de Cataluña el 17 de octubre. Nueva crisis internacional debido a las pretensiones sobre Marruecos de Francia y Alemania.
*<VI Exposición de Arte In­ter­na­cio­nal>. Bar­celona. Llotja (29 abril-20 julio 1911). Organizada por el Ayuntamien­to. Obras de Lluís Brú, Canals, Clarà, Gargallo, Marquès Puig, Mir, Joan Oliva, Opisso, Pichot, Regoyos, Ismael Smith, Togores, Torres García, Francesc Vayreda, Joan Vila, Darío Vilás... Entre los extranjeros Bonnard (3 obras), Meunier (2), Vuillard (3)... Miró con un paisaje al pas­tel de “Juan Miró Ferrà”, Roquis de Mi­ra­mar (Mallorca) (precio 50 pesetas). Cat. Editado en Establecimiento gráfico Thomas. También se publicitó como *<VI Exposición In­ter­na­cio­nal de Arte>, *<VI Feria de Arte In­ter­na­cio­nal de Barcelo­na> y *<VI Exposición Internacional de Bellas Artes de Barcelo­na>.

1912.
Joan Miró se matricula en la Escola d’Art de Francesc Galí, en la calle Cucuru­lla, en la que permanecerá hasta el vera­no de 1915. Acude a las clases, de tres a cinco de la tarde, y se queda a menudo a las audiciones de música y las lecturas de poesía que se hacen des­pués. Galí aplica una nueva pedago­gía: modelo natural, dibujo de sensaciones táctiles, excursiones y visitas a museos. Miró coincide en la acade­mia de Galí con los artistas ­Jo­sep Aragay, Ra­fael Benet, Heribert Casany, Marià Es­pinal, Jaume Mercadé, Joan Prats, En­ric Cristòbal Ri­cart y Josep Fran­cesc Ràfols; y tal vez conoce a Josep Llorens Artigas. Su amistad con Prats es algo posterior, a partir de 1913-1914 en el Cercle de Sant Lluc, mientras que la que enta­bla con Ricart y Ràfols será muy intensa durante bastantes años hasta que entrará en crisis durante su estancia en París.
Miró visita en las Galerías Dalmau las exposi­ciones de *<Miniaturas per­sas> (15 enero-15 febrero 1912), que influyen en su iconografía de los próximos años, y *<Arte cu­bista> (20 abril-10 mayo 1912), que cuenta con obras parisinas del español August Agero, Du­champ (su famoso Nu descendant un écalier), Gleizes, Gris, Laurencin, Le Fauconnier, Metzinger..., que son su primer contacto con el cubismo. Posiblemente visita en las Galerías Dalmau una exposición de artistas polacos residentes en París, como Mela Mutermilch, Nadelman, Zak...; la exposición de dibujos del periodo azul de Picasso (febrero); y la última exposición del impresionista Regoyos; y probablemente también contempla en el Cercle de Sant Lluc la *<Primera Exposición Internacional de Evoluciones Últimas del Arte> (desde 2 junio), con 54 obras posimpresionistas, puntillistas, fauvistas...
Aparece en Barcelona la revista satírica “Picarol”, con la participación de destacados artistas vanguardistas catalanes. Los futuristas italianos presentan una gran exposición itinerante por París (Galerie Bernheim-Jeune en febrero), Londres, Berlín, Bruselas, La Haya y Amsterdam; su éxito llega a la prensa de Barcelona, donde el futurismo se pone de moda.
Ocurre el asesinato del presidente del gobierno español José Canalejas el 12 de noviembre.

1913.
Joan Miró se matricula el 15 de oc­tubre en el Cercle Artís­tic de Sant Lluc, una asociación de artistas que también fun­cio­na como academia libre de dibujo, en la que sobre todo se asiste a sesiones de modelo. Lo frecuentan el arqui­tecto Anto­ni Gau­dí, Prats y Ràfols, y allí Miró conoce al or­febre Ramon Sunyer, el pintor Josep Obiols y Vicenç Nubiola. Consolida su amistad con Prats. Participa de inmediato en las concurridas exposiciones colectivas de la institución.
Miró realiza en 1913-1918 muchos cuadernos de desnudos, dibu­jos de bailarinas, personajes de circo y del music-hall, así como escenas de la calle y el puerto, que toma del natural al salir de la Academia y del Cercle, acompañado en esa época por su amigo Joan Prats y después también por Sebastià Gasch.
Apolli­naire, André Billy, André Salmon, Tudesq y René Dali­ze publican la revista “Les Soirées de Paris” (noviembre 1913 a agosto 1914, luego siguió más esporádicamente hasta 1918, con un equipo editorial más reducido, debido a que la mayoría de sus miembros fueron movilizados), que defiende la cultura y el arte de vanguardia, y es una impor­tante plataforma inte­lectual de la vanguardia parisina; Miró probablemente la conoció a finales de 1913 o más adelante en 1914-1915. Apollinaire publica el libro Los pintores cubistas, donde defiende a sus amigos Picasso y Braque, que dentro de la poética del cubismo sintético, experimentan con los primeros collages y la incorporación de letras en los cuadros. Comienzan las exposiciones de arte contemporáneo en el “Armory Show” de Nueva York, con notable éxito y escándalo; la controvertida selección pasa después a Boston y Chicago.
Se aprueba la concesión de la Mancomunidad a Catalu­ña. Pompeu Fabra establece a través del Institut d’Estudis Catalans las normas ortográficas de la lengua catalana.
Estalla una nueva guerra en los Balcanes, anunciando la Gran Guerra.
*<VIII Exposición del Cercle de Sant Lluc>. Barcelona. Sala Parés (6-27 diciembre 1913). Obras de artistas tradicionales y jóvenes. Tres pinturas de “Joan Miró”: un paisaje, dos bo­de­gones (precio: 200 pesetas/obra). Cat.

1914.
Joan Miró esta­blece con una joven relaciones sentimentales, que duran hasta finales de año. Alquila en el otoño su primer taller, compartido con Ri­cart, en la calle Arc de Jonque­res, hasta 1916, en donde reci­birán a varios artistas; será asidua Lola Anglada, una de sus mejores amigas en esta época. Durante el verano-otoño estalla una viru­lenta epide­mia de tifus en Barcelo­na, con miles de vícti­mas mortales, lo que lleva al cierre el 24 de octubre de varias fuentes públicas; a pesar de ello, los Miró vuelven a Barcelona hacia octubre; su madre contrae el tifus a finales de noviembre y está a punto de morir; a finales de diciembre Miró la acompaña en su convalecencia en Calde­tas.
Miró comienza a pintar su pri­me­ra serie de pin­turas: El campesi­no, El boti­jo, Paisaje de Mont-roig y Casa de Poca, que denotan una variada influencia vanguardista. En esta época lee poesía francesa y tal vez descubre a Apollinai­re en su re­vis­ta de van­guardia “Les Soirées de Paris”.
Se suspenden las obras del Parque Güell que dirige Gaudí.
Picasso, Braque y Gris componen las primeras obras con técnica de assemblage, que revoluciona la escultura moderna, y será con el tiempo el método favorito de Miró en esta faceta. Los artistas de vanguardia europeos sufren la guerra: muchos son movilizados y en la contienda algunos mueren y otros son heridos, muchos abandonan sus países para refugiarse en lugares neutrales; al tiempo se interrumpen las exposiciones y el mercado del arte se hunde. Muchos artistas catalanes instalados en París vuelven a Barcelona entre este año y el siguiente: Hermén Anglada Camarasa, Ricard Canals, Enric Casanovas, Pablo Gargallo, Manolo Hugué, Joaquim Sunyer... lo que revitaliza el ambiente artístico barcelonés ya antes de que se refugien a lo largo del conflicto muchos artistas europeos.
El 6 de abril se constituye la Mancomunidad de Catalu­ña, con Prat de la Riba como presidente; la nueva institución realiza una im­portante labor política, económica y cultural.
Estalla en agosto la Gran Guerra: España se declara neutral pero se divide en dos bandos, muy evidentes en Cataluña: los mayoritarios francófilos (progresistas, entre los que se conta­rá Joan Miró) y los germanófi­los (conservadores). Miles de volunta­rios catalanes lu­charán en las filas francesas. Varios artistas europeos de vanguardia comienzan a refugiarse en Cataluña.

1915.
Joan Miró permanece con su madre convaleciente en Cal­detas desde enero a mediados de marzo. La lejanía rompe su primer noviazgo, pero se repone en­seguida. Es convocado en enero para cumplir el servicio militar y su padre sólo paga una liberación par­cial; Miró repartirá su tiempo de nue­ve meses a lo largo de tres años, de 1915 a 1917, con una gran flexi­bili­dad puesto que se le destinó a cubrir bajas, con un primer pe­riodo (tercer trimestre de 1915) en Mallorca y los dos siguientes (cuartos trimes­tres de 1916 y 1917) en Bar­celo­na, en el Regimiento de In­fante­ría Ver­ga­ra, nº 57, 1º Batallón, 4ª Compañía de ametralla­doras. Sus ideas reli­giosas y morales en esta épo­ca son muy con­serva­do­ras.
Miró trata en la Academia Galí al futuro ce­ra­mista Jo­sep Llo­rens Ar­ti­gas, al que tal vez ha conocido antes. Desde el verano deja sus estudios con Galí al pasar este a di­rigir la oficial Escola de Bells Oficis. Fre­cuenta mucho más el Cer­cle Ar­tís­tic de Sant Lluc junto a su grupo de amigos y seguirá su curso de modelado y sus sesiones de dibujo con modelos humanos desnudos entre 1915 y 1918 (des­pués sólo acudirá en el Cer­cle para asistir a algunas reu­niones), lo que se plasma en numerosos dibujos.
Pasa el principio del verano en Mont-roig y luego presta su primer pe­riodo de servicio militar durante el verano (probablemente antes de 10 de junio, aunque contando oficialmente como periodo de ju­lio-septiem­bre), que transcurre en su mayor parte en un cuartel de Mallor­ca. Vuel­ve en octubre a Mont-roig y luego a Barcelona, donde sigue trabajando en el taller de l’Arc de Jonqueres.
Sigue leyendo poesía francesa (probablemente Apollinai­re). Visita, junto a Ricart y Ràfols, en las Galerías Dalmau la exposición <Kees van Dongen> (23 diciembre 1915-6 enero 1916).
Pinta desnudos femeninos bajo la influencia de su maestro Galí. En Mont-roig pinta paisajes y bodegones influidos por Van Gogh, Gauguin, Cé­zanne, Matisse y los fauves, pero aún no mues­tra el influjo del cubismo.
Santiago Segura inaugura en agosto las Galerías Layetanas, nuevo nombre (por ampliación del local) del Faianç Català. La Sala Parés expone una vez más una colectiva de Casas, Clararó y Rusiñol con gran éxito. Se abre el Museu d’Art i Ar­queologia de Bar­celo­na, el 7 de noviembre, después de 11 años de obras, en el anti­guo polvo­rín de la Ciudadela, creado por la Junta de Museus de la Manco­muni­dad.
Malevich da a conocer el suprematismo, una tabula rasa sobre la que edificar un arte esencial; su impacto llega pronto a la abstracción geométrica e indirectamente influirá en el despojamiento de las obras de madurez de Miró. Duchamp y Picabia se refugian en EE UU.
La Lliga Regionalista vence por fin en las municipales de Barcelona, tras doce años de dominio republicano. La Gran Guerra sigue dividiendo en dos bandos el país, al tiempo que favorece una gran prosperidad agrícola e industrial, aunque con una grave inflación.

1916.
Joan Miró reside en Barcelona (invierno-primavera) y en Mont-roig (verano). Conoce al gale­rista Josep Dalmau, gran im­pul­sor de la vanguar­dia en Barce­lo­na. Por derribo del edifi­cio del taller ante­rior, Miró y Ricart se trasladan en el otoño a un nuevo ta­ller, en la calle Sant Pere més Baix, 51, cer­ca de la ca­te­dral; Ràfols estuvo a punto de compartirlo con ellos.
Pinta bajo la influencia de Cézanne, el fauvismo y la incipiente del cubismo obras paisajísticas de su pueblo, Barcelona y una serie de bodegones.
Pasa su segundo periodo de servicio militar, del 1 de oc­tubre al 31 de diciem­bre, en Barcelona. Visita en las galerías Dalmau la exposición <Albert Gleizes> (29 noviembre-12 diciembre 1916).
Mueren en la guerra los futuristas italianos Umberto Boccioni y Antonio Sant’Elia. Fallece el 6 de julio el pintor simbolista Odilon Redon, un destacado precedente de surrealismo y muy admirado por Miró. El dadaísmo comienza sus actos el 21 de febrero en el Cabaret Voltaire de Zúrich, liderado por Arp, Ball, Janco, Tzara...; su pensamiento transgresor fecunda las vanguardias y llega a Miró poco después. Picabia reside en Barcelona desde agosto de 1916 hasta marzo de 1917, sin que se produzca un contacto cierto con Miró.
Muere el 6 de febrero el obispo de Vic y activo pensador católico Josep Torras i Bages, muy admirado por los catalanistas católicos, entre los que se cuenta Miró. Josep Jujol concluye las obras de la modernista Torre de la Creu en Sant Joan Despí, fruto de una imaginación desbordante con grandes afinidades con las bioformas del Miró maduro, que admirará asimismo su técnica del “trencadís”.
En las elecciones legislativas españolas de abril se produce la victoria en las circunscripciones de Cataluña de la Lliga Regionalista.
La Gran Guerra languidece con terribles pérdidas humanas, culminadas en la batalla de Verdún. La opinión pública aliadófila se organiza en España.

1917.
Joan Miró establece una relación permanente con el galerista Josep Dal­mau, que será su marchante en sus primeros años. En las Galerías Dalmau, gran punto de reunión de artistas y escritores, trata (tal vez sólo superficialmente) a Gleizes, los Delau­nay, Marie Laurencin, Max Jacob y probablemente escucha a Fran­cis Pi­ca­bia y conoce al crí­tico Mau­rice Ray­nal (después uno de sus mejores introductores en París). Entabla amistad con J. V. Foix, con el que coincide como soldado en la misma leva, cuando acostumbran salir juntos del cuartel; Foix le introduce en la poesía de vanguardia y le presenta al poeta y crítico Josep Maria Junoy. Miró vi­si­ta en el Palau de Belles Arts de Barcelona la enorme *<Exposition d’Art Fran­çais> (23 abril-1 julio 1917) orga­ni­zada por Vollard, donde fi­guran en­tre otros Dau­mier, Courbet, Degas, Manet, Gauguin, Cé­zanne, Monet, Seu­rat, Toulou­se-Lautrec, Bonnard, Vuillard, Re­don y Matisse. Desde esta épo­ca lee con mucha más frecuencia poesía fran­cesa (Bau­delaire, Ma­llarmé, Rimbaud, Ver­laine, y ahora o tal vez ya el año anterior Le Poète assassiné de Apo­llinai­re...) y revis­tas de van­guardia como “Sic” (1916-1919), “Nord-Sud” (1917), “391” (1917).
Pasa el verano en Mont-roig. Cumple en Cata­lu­ña su tercer y último periodo de servicio mili­tar, durante unos días de agosto (hacia 18-25), en los que su regi­mien­to par­ticipa en la re­presión de la revolución (aunque Miró no dispara) y en oc­tubre-di­ciem­bre (en este tiempo lee a Apollinaire y Van Gogh y continúa pintando).
El 10 de noviembre asiste en el Liceo de Barcelona con su amigo Prats a la re­presenta­ción del ballet Pa­ra­de, con decorados de Picasso, a quien tal vez sólo le presen­tan; probablemente también asiste a las representaciones de El pájaro de fuego y de Cleopatra; su interés por la danza se plasma en sus primeros dibujos de bailarinas. Visita en las Galerías Dalmau la exposición <Rafael Barradas> (1-15 diciembre 1917), al mismo tiempo que otra de Torres García.
Multiplica su productividad, con una gran seguridad técnica y estética, incorporando rasgos cubistas y futuristas, y elementos simbólicos recurrentes en el resto de su obra (la mujer, la luna, los pájaros). Pinta en abril el Retrato de Vicenç Nubiola, y acude asiduamente a la fábrica de chocolate Cunill, donde se reúnen varios amigos. Pinta varias obras de predominio fauvista, durante el verano: paisajes de Mont-roig y los pueblecitos vecinos, como Pra­des, Ciurana (o Siurana), Cornudella, Cambrils, Vilanova; bodegones, retratos de ami­gos y conocidos, su primer auto­rretrato y asimismo su primer desnudo de una mujer sentada.
Mondrian y Van Doesburg publican el primer número de la revista neoplasticista “De Stijl” y desarrollan una pintura abstracta geométrica. Duchamp escandaliza al enviar un urinario, su ‘ready-made’ Fontaine, al Salon des Indépendants. Mueren el escultor Auguste Rodin (17 de noviembre) y el pintor Edgar Degas. El poeta Reverdy publica la revista “Nord-Sud”. El ballet vanguardista Pa­ra­de se estrena en mayo en el Thëàtre du Châtelet de París, con música de Satie, dirección de escena de Cocteau, coreografía de Massine, y decoración y vestuario de Picasso; el programa contiene un texto de Apollinaire con la primera referencia al “su-réalisme” (Miró contemplará este ballet en noviembre en Barcelona). Apollinaire estrena el 24 de junio su obra Les Mamèlles de Tirésias, subtitulado “un drame surréaliste”, que será una importante fuente literaria para Miró en los años 20.
Un numeroso grupo de artistas y escritores extranjeros: Arthur Cravan, Albert Gleizes, Marie Laurencin..., se refugia en Barcelona, donde Picabia publica la revista “391”, bajo los auspicios de Dalmau. El escultor Manolo Hugué expone con éxito en las Galerías Layetanas de Barcelona.
En Espa­ña hay un gran malestar económico-social, debido a la in­fla­ción ocasionada por la I Guerra Mundial y la guerra de Ma­rrue­cos. Se encona una gra­ve cri­sis políti­ca, iniciada por los oficia­les (reunidos en las Jun­tas de De­fen­sa militar), seguida por la burguesía catalana (Cambó exige la convocatoria de Cor­tes), por los radi­cales re­publicanos y por el proletariado organizado por so­cialistas y anar­quis­tas. Se reúne una Asam­blea de Parla­menta­rios que pide unas Cor­tes Cons­ti­tu­yentes, un pac­to repu­blicano y la autonomía ca­tala­na. Todo culmina con la huelga gene­ral revo­lu­cionaria del 13-17 de agos­to, que es sometida por el Ejér­ci­to, con el apo­yo de los parti­dos monár­quicos y de la bur­gue­sía (en Cataluña la Lli­ga). La re­presión en Bar­celona causa 32 muertos, cien­tos de heridos y 2.000 deteni­dos (entre ellos el destacado político catalanista Com­panys). Desde este momento el ejército vuelve a tener una activa in­ter­vención política, como en los peores momentos del siglo anterior. Comien­za un periodo de breves gobiernos de concen­tración en los que inter­vienen casi todos los partidos del sis­tema de la Restauración: entre 1917 y 1923 hay trece cambios de gobierno y treinta crisis par­ciales, lo que ahonda la imagen de irrepa­rable crisis en la política es­pañola.
El líder catalanista Prat de la Ri­ba muere el 2 de agosto. Puig i Cada­falch le su­cede el 29 de noviembre en la presiden­cia de la Mancomu­ni­dad. La Lliga Regionalista se modera y, como el resto de la burguesía española, atemorizada por la crisis general y la amenaza de una revolución, colabora en el Gobierno cen­tral (Cambó es ministro), sin con­seguir empero una ma­yor autono­mía para Cataluña, así que los catalanistas más progre­sistas se alejan de ella.
Estalla la re­volución rusa de febrero y tras un tiempo sigue en octubre el triunfo de la revolución comunista, dando inicio a lo que con el tiempo será la URSS. EE UU declara la guerra a Alemania el 2 de abril, lo que precipitará la pronta victoria aliada.

1918.
Joan Miró celebra en febrero su primera exposición individual, en las Galerías Dalmau, con un total fracaso de pú­blico, un gran escándalo y una mala o solo re­gu­lar acogi­da de la crí­ti­ca, excepto de su amigo Arti­gas en “La Veu de Catalunya”. Miró comienza a pensar en viajar a París y establecerse allí.
Participa en la fundación en fe­brero de la Agrupació Courbet, impulsa­da sobre todo por Llorens Artigas. Con este grupo partici­pará en tres ex­po­siciones colec­tivas en 1918-1919: las Exposicio­nes de Pri­ma­vera del Ayuntamiento de Bar­celona en 1918 y 1919 y una de di­bujos en las Galerías Layeta­nas en mayo de 1919, las dos pri­meras dentro de la representa­ción del Cercle de Sant Lluc, del que empero Miró se aleja desde 1918, en parte por entender que la nueva direc­tiva está abandonando el con­ser­vaduris­mo religioso en el que cree.
Profundiza su amistad con los poetas Salvat-Papas­seit, de la revista “Arc Voltaic” (dibuja un desnudo femenino para la por­tada del nº 1, de febrero) y Josep Maria Junoy y Foix, redactores de la re­vista “Troços” (titulada “Tros­sos” desde el nº 4, de marzo, en el que Miró pu­bli­ca un dibujo).
Posiblemente visita en marzo la exposición “vibracionista” de Barradas en las Galerías Dalmau.
Tal vez pinta antes del 8 de abril los retratos de Heribert Casany y Raimon Sunyer.
En abril, durante las vacaciones de Pascua, visita Mallorca y se relaciona con su amigo Bar­tomeu Ferrà; el 14 está en Pollença. El 11 de junio asiste a la representación por los Ba­llets Rusos de Pe­trushka, de Stravinski, en el Liceo de Barcelona.
Entre el 1 de julio y principios de diciem­bre reside en Mont-roig, donde pinta paisajes y bodegones con un nuevo esti­lo, realista y detallista, influi­do por la miniatura persa, la pintura chi­na, el románico, el primitivismo ingenuista del Aduanero Rous­seau. Des­tacan los paisajes La casa de la palmera, El huer­to del as­no, El sendero y Tejar en Mont-roig, el Bodegón del molinillo de café, y el Desnudo de pie.
Planea hacer un viaje en otoño a Madrid, para una exposición del grupo Courbet y conocer la obra de Goya y El Greco, pero la amenaza de la terrible epidemia de gripe de aquel otoño hace que él y su familia se queden en Mont-roig.
A principios de diciembre vuelve a Barcelona y trabaja en su taller, pero Ricart deja en algún momento de este año el taller compartido, en el que Miró permanece en solitario hasta 1920, aunque dejándolo ocasionalmente a Ricart.
Estalla una gran conflictividad social en Cataluña. Llega a Barcelona en octubre la gran epidemia de gripe “española”, que mata en Europa a millones de personas, con Guillaume Apollinaire y Egon Schiele entre otros.
Termina la I Gue­rra Mundial con el armisticio del 11 de noviembre.
<Joan Miró>. Barcelona. Galerías Dalmau (16 febrero-3 mar­zo 1918). 64 pintu­ras y dibujos. Cat. Texto cali­gra­ma de Jo­sep Ma­ria Junoy. Primera muestra individual del artista.
*<Exposició ColAlectiva de l’Agrupació Courbet, Els Evolucionistes, Barradas, Torres García i Ysern Alié>. Barcelona. Galerías Dalmau (c. 15 abril 1918). Obras de Miró y Ricart en representación de la Agrupació Courbet, de Cortès, Serra y Viladomat por el grupo de Els Evolucionistes, más Barradas, Torres García e Ysern Alié.
*<Exposició d’Art. Saló de Primavera>. Barcelona. Palau de Belles Arts (10 mayo-30 junio 1918). Tres pinturas de Miró, con la Agrupació Courbet (primera exposición como grupo), en una de las salas reservadas al Cercle Artístic Sant Lluc. Cat.

1919.
Joan Miró reside en Barcelona. En una fe­cha desconocida co­noce al pin­tor y después importante crí­tico Sebas­tià Gasch (quien se ha inscrito en el Cer­cle Artístic Sant Lluc el 22 de ene­ro). Pasa el verano en Mont-roig entre el 29 de junio y 22 de octubre­, realiza excursiones por los alrede­do­res y hace prepa­rati­vos para su primer viaje a París. En noviembre planea exponer en el Salón de Otoño de Barcelona. Deja su ta­ller, probablemente a finales de año o a lo máximo a principios de 1920.
Expone dos veces en Barcelona con la Agrupació Courbet, que se disuelve en la práctica a finales de año. En la Exposi­ción Municipal de la Primavera presen­ta pinturas hechas sobre el Camp de Tarragona, algu­nas del año an­terior: La riera, El forn d’obra, La casa de la palmera.
Pinta pai­sajes, como Pueblo e iglesia de Mont-roig, y varias pin­tu­ras figurativas importantes, como Des­nudo delan­te del espejo, y Retrato de niña (La Vaileta) y Autorre­trato (que formará parte de la co­lección privada de Picasso). Realiza en junio un cartel, finalmente no publicado, para la revista “L’Instant”.
El grupo catalán Nou Ambient expone por primera vez, en las Galerías Dalmau.
Se incrementa la crisis económica que se propaga por el mercado del arte. En París Tzara llega, coincidiendo con el apogeo del foco parisino de Dada, comienza a publicarse la primera obra de escritura automáti­ca, Champs mag­né­tiques, de Bre­ton y Soupault, y se inaugura el Musée Rodin, al tiempo que Matisse expone con gran éxito sus últimas obras en la Galerie Bernheim-Jeune. Muere el pintor Auguste Renoir (2 de diciembre). Se funda la Bauhaus en Weimar, dirigida por Gropius, que reunirá un importante grupo de arquitectos, pintores, escultores, grabadores, diseñadores, profesores de arte...
Fracasan las pe­ti­ciones de una mayor autonomía catalana. Huel­ga en Barcelona de la Canadiense (febrero-marzo), seguida de la huelga general (mar­zo-abril) y el cierre patronal (noviembre); al tiempo que co­mienza el “pistolerismo” con un terrorismo mutuo entre empresarios y sin­dicalistas, durante el mandato del gobernador civil Martínez Anido.
Se firman los tratados internacionales en París que ponen punto final a la Gran Guerra y crean un nuevo orden internacional, dividiendo varios de los imperios anteriores a 1914 y estableciendo el principio de las nacionalidades para configurar los estados-nación en Europa. Se crea la Sociedad de Naciones.
*<Exposició de Dibuixos>. Barcelona. Galerías Layetanas (17-30 mayo 1919). Dibujos de la Agrupació Courbet y otros (Picasso, Manolo Hugué, Sunyer...).
*<Exposición de arte. Salón de Primavera>. Barcelona. Palau Municipal de Be­lles Arts (28 mayo-30 junio 1919). Obras postmodernistas de Canals, Clapés, Gimeno, Mir, Raurich... noucentistas de Clarà y los más jovenes Benet, Engiu, Espinal, Obiols... Picasso, Torres García... Cinco pintu­ras de Miró, con la Agrupació Cour­bet, en re­pre­senta­ción del Cercle Artístic Sant Lluc. Cat.